Por estas razones más nunca querrás utilizar las ultimas cabinas de los baños públicos

Salud 182 Visitas

La mayoría de los países tienen grandes cantidades de baños públicos alrededor de la ciudad, justamente para esos casos donde no hay ningún local con baño privado disponible o te encuentres en un parque.

Por estas razones más nunca querrás utilizar las ultimas cabinas de los baños públicos

Para los que no están familiarizados, estos baños tienen varias cabinas, las cuales se encargan de dividir los que puedes utilizar. Normalmente las personas no se preocupan por elegir uno específico, pero hay otras que tienen la costumbre de elegir siempre el ultimo baño con la creencia que es el menos transcurrido.

Por estas razones no querrás utilizar las últimas cabinas de un baño público

Según la revista New York, un estudio demostró que los hombres tienen preferencia por el mingitorio que se encuentra más cerca de la entrada, mientras que las mujeres prefieren usar las últimas cabinas.

Pero estos pensamientos de que la última cabina es la más limpia no es del todo cierta ya que, por ser la primera cabina, en los baños femeninos son las que menos se ocupan, y por esta razón es el baño más limpio. Las personas piensan que al entrar en la primera cabina tendrán menos privacidad y es por esto que deciden saltarlos yendo a los últimos baños. Y es por esto que la mejor decisión en baños públicos es usar la primera cabina privada.

Consejos para usar el baño público

Limpia el asiento del inodoro: Con un poco de papel higiénico y limpia el asiento o utiliza la cubierta tirable, que en algunos baños se encuentran disponibles, nunca te sientes.

Cuida que tu ropa no entre en contacto con las paredes o superficies: Es importante que tu vestimenta no toque el piso al igual que tu ropa íntima. De esta forma evitarás tener  contacto directo con las bacterias del baño.

Nunca coloques tus pertenencias en el suelo: El suelo es un lugar extremadamente sucio, evita dejar tu bolso o prendas en él, busca el gancho para guindarlas en el o busca un manera para colgarlas de la puerta en caso de no tener un gancho.

Cubre las toallas sanitarias o tampones en papel higiénico y tíralas en la basura; si no hay papel, utiliza su propio envoltorio, nunca las arrojes al inodoro.

Compartir
Loading...

Comentarios