Madre rompe dos dientes de su hijo porque agarró un poco de comida

Reflexiones 150 Visitas

Los padres se tienen que armar de paciencia a la hora de criar a un niño, tienen que comprenderlos y enseñarles de la manera más amorosa posible evitando hacerle algún daño físico o psicológico que pueda traer repercusiones en su vida. A continuación veamos la historia de Sasha, cuya madre no sabe nada de niños.

Madre rompe dos dientes de su hijo porque agarró un poco de comida

Sasha es un niño de tan solo 6 años, aunque por su pequeña estatura no parece tener más de 3. Se desconocen las razones por las cuales la madre la causaba todo tipo de maltratos, como mandarlo a dormir en una cama vieja o burlarse de él en repetidas ocasiones. Hasta llegar al extremo de romperle dos dientes con un martillo por tomar comida de la cocina.

Según las personas del pueblo natal de la madre ella era considerada ejemplar, el resto de sus hijos siempre estaban bien cuidados, mientras que Sasha era visto pocas veces por los vecinos a lo que su madre alegaba que estaba enfermo. En una ocasión los vecinos vieron al niño todo golpeado, y lo que la madre explicó fue que había sido golpeado por una cabra.

Esta situación se terminó en el momento en que su hermano mayor decidió llevarlo a las autoridades. El niño llevaba unas botas de invierno en verano, esto se debía a que solo tenía esos zapatos. Los periodistas que lo recibieron le ofrecieron un baño y algo de sopa caliente. Cuando los periodistas se dispusieron a hablar con la madre ella estaba segura de que podría hablar de su numerosa familia y hacer la petición de dinero, pero al enterarse que todo era por Sasha supo que sería arrestada.

La madre se intentó excusar diciendo que él no era su hijo y que el suyo había sido cambiado al dar a luz. Luego de un tiempo la mujer admitió que golpeaba al niño cada vez que la hacía enojar. Cuando entrevistaron a la familia todos aseguraron que la mujer maltrataba a Sasha gravemente.

Actualmente el menor de edad se encuentra en el Hospital en una cama suave, con almohadas y con la libertad de poder comer sin que lo golpeen.

Compartir
Loading...

Comentarios