Hermosa parábola de los lobos: La recordaras toda la vida

Reflexiones 3976 Visitas

No te tomará más que un par de minutos leer esta hermosa parábola, pero te aseguramos que será algo que recordarás por mucho tiempo. Quienes la leen y comienzan a aplicarla en su vida cotidiana, observan rápidamente un cambio para mejor.

Un día, mientras miraba las estrellas, uno de los indios más sabios de la tribu le hablaba a su nieto acerca de las cosas que son importantes en la vida. Sin embargo, algo que el pequeño no esperaba, es que la lección que aprendería ese día sería muy importante, ya que se trataba de algo que recordaría toda su vida.

Hermosa parábola de los lobos: La recordaras toda la vida

El indio comenzó a decirle que todas y cada una de las personas en este mundo se encuentran en una lucha interior constante, similar a una terrible pelea entre dos lobos.

El niño ingenuo preguntó a su abuelo con curiosidad: “¿Por qué se parece a una lucha entre dos lobos?”

A lo que su abuelo respondió: “Dos lobos, donde uno representa el mal, en donde el miedo, la envidia, la ira, el orgullo, la codicia, el ego, la arrogancia, la culpa, la mezquindad, la autocompasión  y el resentimiento viven. Y el otro, el del bien, en donde toman lugar la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la bondad, la generosidad, la verdad, la fe y todos los buenos valores”.

Luego, el pequeño volvió a preguntar con interés: “Entonces… ¿Cuál de los dos lobos gana la batalla?”.

Y su abuelo volvió a responderle: “Escucha con mucha atención lo que voy a decirte. Debes saber que siempre va a ganar el lobo al que tú decidas alimentar. Recuerda que la lucha es interior, por lo cual tú tienes el control sobre ambos lobos, y solo tú decidirás quién será el ganador”.

Por eso, cada vez que sientas que el lobo del mal se está apoderando de ti, debes pensar el todas las cosas buenas que harías por otra persona, un animal o cualquier elemento de la naturaleza. Así, recordarás que eres un ser lleno de amor y paz, y que sin importar lo que ocurra, te mantendrás fiel a ti mismo.

Compartir
Loading...

Comentarios