Este enjuague bucal casero elimina la placa en unos pocos minutos

Salud 179 Visitas

La higiene bucal es esencial no solo para la apariencia de nuestros dientes y los malos olores sino también para que, apoyados en una buena higiene, podamos evitar muchas enfermedades.

Este enjuague bucal casero elimina la placa en unos pocos minutos

Es común que la gente hable de la placa dental pero ¿sabes qué es? la placa dental es la película que se crea por bacterias y se pega a los dientes, según explican expertos en la materia. La placa no tiene color, en ciertos casos es blanca y hasta amarilla, pero de cualquier manera es peligrosa.

Para tratar con ella, muchos van a su dentista de confianza, algo que no está mal, pero hay otras maneras de combatirla e incluso una manera casera con el enjuague que te vamos a comentar en este artículo.

Enjuague bucal desinfectante casero

Ingredientes:

  • 110 ml de hidrosol de hierbabuena.
  • 1 cucharadita extracto de tomillo.
  • 2 cucharadas de extracto de goma.
  • 10 gotas de extracto con sabor a menta preferiblemente.

Procedimiento:

Este enjuague bucal sabe tan bien que estarás tentado a beberte un trago de él. Para hacerlo vierte el hidrosol de hierbabuena, el de extracto de tomillo, el extracto de goma y el extracto de menta en un frasco de vidrio, preferiblemente. Para que puedas usar este enjuague tendrás que agitarlo bien y luego deberás de moverlo en tu boca durante unos 30 segundos antes de botarlo y, posteriormente, enjuagarte bien con agua.

Enjuague bucal hecho con bicarbonato de sodio

Ingredientes:

  • 50 ml de agua.
  • 1/3 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 3 gotas de aceite puro esencial de menta o tu preferido.
  • 2 gota de aceite esencial de té.

Procedimiento:

  1. En agua medio tibia, añade el bicarbonato de sodio, hasta disolver.
  2. Cuando la solución este lista, agrega todas las gotas de los aceites y continúa mezclando un poco más.
  3. Cuando lo tengas listo reservarlo en el refrigerador.

Modo de empleo:

Luego de cepillarte los dientes, enjuágate la boca con abundante agua, para después enjuagarte con tu enjuague casero hecho con bicarbonato de sodio.

Si lo utilizas de manera tibia, tendrá un efecto más evidente como removedor de bacterias y manchas, pero si lo usas luego de haberlo refrigerado, te proporcionará un aliento a menta mucho más fresco. Enjuágate por unos minutos y luego bótalo, para después enjuagarte una última vez con agua.

Compartir
Loading...

Comentarios