ELLA QUISO ESPIAR A SU NOVIO METIENDOSE DEBAJO DE SU CAMA ¡NO TE IMAGINAS QUE FUE LO QUE LE PASO DESPUÉS DE ESO!

Viral 6337 Visitas

El ser humano es demasiado complicado, y en cuanto a las relaciones tenemos un sinfín de problemas para poder ser felices. Con el pasar de los años nos hemos convertido en seres biopsicosociales que estamos en la constante necesidad de interactuar con otras personas para poder desarrollarnos.

ELLA QUISO ESPIAR A SU NOVIO METIENDOSE DEBAJO DE SU CAMA ¡NO TE IMAGINAS QUE FUE LO QUE LE PASO DESPUÉS DE ESO!

A continuación te presentamos la historia de Sarah, ella recientemente había estado teniendo problemas de comunicación con su novio llamado Matías. Esto no es nada raro, todos sabemos que muchas relaciones suelen perder la chispa que los alienta al comienzo y al pasar el tiempo todo se vuelve rutinario.

Con el cansancio del trabajo y la rutina llegó el momento en el que Sarah y Matías tenían una relación solo para mantener la apariencia. Sarah se sentía preocupada y decidió probar su relación de una manera inusual.

Sarah, por la desesperación, escribió una carta a su novio Matías en la mesa de noche al lado de su cama, esta decía lo siguiente:

“Matías, desde hace un tiempo no estamos igual, creo que la rutina nos ha consumido. Día a día después del trabajo te sientes muy cansado y no quieres estar conmigo. Nunca salimos a divertirnos. ¿Hace cuánto no me dices que me amas? Nuestra relación no puede continuar así.”

Después de dejar la carta, Sarah esperó a la hora de llegada de Matías y se escondió debajo de la cama para saber cuál era la reacción de su novio al encontrar la carta.

Matías encontró la carta después de llegar y unos pocos minutos después tomo su teléfono para hacer una llamada a otra mujer, Matías le comento a la mujer: “Hola mi vida ¿Qué crees? Por fin Sarah se dio cuenta que ya lo nuestro no funcionaba y se fue de casa. Voy corriendo a buscarte ya mismo.” Sarah nunca esperó que eso podía suceder, estaba destrozada.

Cuando Sarah salió de la cama, vio que Matías le había dejado una nota, luego de rehusarse por varios minutos a leerla decidió tomar fuerzas y leer la carta que decía lo siguiente: “¡Hola payasita! Te aconsejo algo… Cuando quieras ponerme a prueba nuevamente, mejor asegúrate de que tus pies no queden fuera de la cama. Estas muy loca ¡Te amo demasiado!… Vuelvo en unos minutos, salí a comprar algo.”

¿Te esperabas este hermoso final?

Compartir
Loading...

Comentarios