Descubre realmente qué tipo de razonamiento tienes Según a quien Quieres salvar!!

test 6273 Visitas

Hace unos años apareció en la red un dilema moral que hizo cuestionarse a muchos. El dilema va de lo siguiente: Un tren avanza a alta velocidad y es imposible pararlo. A unos metros del tren, se encuentra una bifurcación. Siguiendo derecho hay 5 persona amarradas a los rieles y por el otro camino hay una sola persona atada.

Descubre realmente qué tipo de razonamiento tienes Según a quien Quieres salvar!!

Tienes la opción de presionar un botón para cambiar el rumbo del tren y en vez de matar 5 personas solo matas a una. Si no haces nada mueren 5 personas, si presionas el botón muere una sola. ¿Qué harás? ¿Sacrificas la vida de una persona para salvar 5? ¿O acaso de es un precio muy alto determinar el destino de una o varias personas? Entre las variaciones de este dilema encontraremos seres queridos o conocidos.

 Antes de hablar de las posibles respuestas, hay que mencionar que las filosofas PhilippaFoot y Judith Jarvis, enemigas de la frase el fin justifica los medios dijeron que la moral surge de los rasgos internos de las personas. A continuación variaciones de este dilema:

  • Dilema del tren

Se resume en accionar o no accionar el botón. En este caso la mayor parte de la gente eligió accionar el botón debido que así salvarías 5 vidas sacrificando 1 siendo esta la mejor opción éticamente, pero también hay una pequeña cantidad de personas que decidieron no hacer nada.

No felices con este resultado, idearon una variación más drástica y decidieron hacer una versión que la que tomaras acción con tus propias manos.

  • El tren y el gordo

El asunto básicamente es el mismo que el anterior, pero en vez de tener que presionar un botón en esta ocasión te encuentras en un puente al lado del gordo, la cuestión es que para salvar a las 5 personas tienes que empujar al gordo por el puente, cosa que descarrilaría el tren salvando a las demás. La gran mayoría de las personas se negó a empujar a la persona con la premisa de que esto era matar a alguien, pero ¿No es lo mismo que el caso anterior? Algunos científicos dicen que es porque al empujar al gordo estarías dañando tú mismo a la persona, mientras que en el caso anterior la muerte de la persona era solo un efecto secundario de salvar a 5 personas.

  • El médico

El tercer dilema va que eres un médico con 6 pacientes, 5 necesitan trasplante de órganos para vivir y el otro solo tiene una fractura de brazo. El dilema va que si matas al paciente con la fractura podrías donar sus órganos y salvar a los otros 5 pacientes. Aunque la esencia del dilema es la misma que el primero, cada vez es más difícil dar una respuesta.

 

En los 3 casos la idea es la misma, sacrificas una persona por salvar 5, pero solo en el primero la mayor parte de la gente decidió sacrificar una persona para salvar a las otras. ¿Por qué es más fácil salvar a las 5 personas en el primer caso que en los otros 2? La filosofía de Foot tiene sus observaciones.

Observaciones

Según esta filosofa es posible que el cerebro tenga claro que el último caso sería un asesinato directamente lo que nos en extremo difícil elegir la opción de salvar más gente. Pero, ¿Por qué no se piensa igual en el primer caso? Según Foot, el cerebro tiene una distinción inconsciente entre matar y dejar morir. Teniendo así que en el caso 2 y 3 estaríamos matando a una persona por salvar a 5, mientras que en el primero a consecuencia de salvar 5 personas muere 1, quedando como un acto secundario en el que no matamos a nadie directamente. Debido a esto la mayoría elige no matar a nadie en los casos 2 y3 , pero si eligen dejar morir a la persona en el primer caso.

Estos 3 experimentos demuestran un poco como funciona el cerebro del ser humano, el cual aprueba ciertos actos que claramente están destinados a dañar a alguien, mientras que otros actos con la misma esencia son completamente inadmisibles. Es algo que pasa cada día en nuestro subconsciente y ni lo notamos.

Si te ha parecido interesante no dudes en compartir.

Compartir
Loading...

Comentarios