Coloca unas rodajas de tomate en una maceta, al pasar 10 días, lo que pasará te llenará de alegría y lo creerás

Reflexiones 131 Visitas

Crear un cultivo de plantas, frutas y verduras en nuestra casa no es tan complejo como la mayoría piensa, sólo como muchas cosas en la vida hay que tener paciencia y ser constantes.  

Entre los alimentos que casi nunca falta en nuestro refrigerador está el tomate, y la buena noticia es que cultivarlo en casa no es tan complejo, no necesitas de un amplio espacio para conseguir su cosecha.

Coloca unas rodajas de tomate en una maceta, al pasar 10 días, lo que pasará te llenará de alegría y lo creerás

En esta ocasión te comentaremos cómo debes cultivar vegetales (en especial el tomate) en el patio o maceta de tu casa o apartamento.

Aprende a sembrar tomate en tu casa

Quienes poseen un pequeño jardín en sus hogares, pueden aprovechar la tierra para plantar varios restos de tallos. Luego de un tiempo, empezaremos a ver cómo cosechar nuestros propios tomates en casa es realmente fácil.

Lo bueno de los tomates es que pueden desarrollarse fácilmente en casi cualquier clima y lugar. Si no posees un jardín en casa, o si vives en un segundo piso eso no te detendrá. Podrás cultivar fácilmente una planta de tomate en una jardinera pequeña. Aquí te mostraremos como.

 Esto es lo que necesitarás:

  • Jardinera o maceta pequeña o mediana depende del espacio que tengas.
  • Tierra negra especial para sembrar.
  • 1 tomate en buen estado.

Pasos a seguir:

Para empezar, debes colocar suficiente tierra en la jardinera en donde pondrás tu nueva planta de tomate. Una vez hecho esto, picar en rodajas el tomate aproximadamente de un centímetro de grosor. Solo necesitaras cuatro rodajas del tomate, pero eso sí, debes fijarte que tengan bastantes semillas adentro.

Una vez tengas las rodajas necesarias, las pondremos sobre la tierra, dentro de la jardinera. Ahora, con un poco de tierra cubriremos ligeramente los tomates. El trabajo que faltaría sería ser pacientes y esperar a que broten las semillas. Mientras eso pasa, deberás cuidar bien de tu planta, rociándola con agua unas cuantas veces a la semana.

Cuando hayan pasado aproximadamente 1 o 2 semanas, empezarás a ver los primeros brotes de la planta. Después de 2 semanas, trasplantaremos los tallos más grandes y fuertes en otra jardinera más grande para que puedan crecer más cómodamente. En un momento ya habrán crecido lo suficiente y poco a poco podrás ver sus frutos crecer y así utilizarlos en recetas maravillosas.

Compartir
Loading...

Comentarios